Los riñones son un órgano fundamental ya que son los encargados de filtrar y desintoxicar el organismo. Sin embargo, pese a su importancia para la salud de nuestro cuerpo, no le damos la atención que merecen.
El IMSS realiza más del 50% de los trasplantes renales en el país; en lo que va del año ya se han llevado a cabo 263 de estos procedimientos. El Instituto informa que más de 73 mil pacientes reciben terapia de diálisis o hemodiálisis para mantener la función de este órgano y la vida. En 2018, en el IMSS se efectuaron 1,562 de los 3,048 procedimientos de este tipo hechos, lo que permite brindar una nueva oportunidad de vida a personas con insuficiencia renal.
Para mantener en óptimo estado los riñones se debe conocer cuánto líquido se desecha. Se debe expulsar dos litros de orina al día
¿CUÁL ES LA IMPORTANCIA DE LOS RIÑONES?
Los riñones son responsables de tres funciones vitales que tu cuerpo necesita para funcionar de forma correcta:

  1. Regula los niveles de agua
    Todos sabemos que nuestro cuerpo necesita cantidades suficientes de agua para funcionar correctamente. Sin embargo, tanto el exceso como la escasez de agua pueden provocar efectos negativos sobre la salud y el rendimiento físico de una persona. Aquí es donde interviene el funcionamiento de los riñones, los cuales permiten regular los niveles de agua, asegurándose de retener líquidos cuando el cuerpo más los necesita, y expulsarlos cuando las cantidades son excesivas.
  2. Elimina desechos y toxinas
    Cuando los desechos y sustancias tóxicas no son eliminadas en el tiempo correspondiente, todos los órganos del cuerpo se vuelven propensos a sufrir fallas y complicaciones de diferentes grados. Por esta razón, es fundamental contar con un medio para filtrar y eliminar los desechos acumulados en nuestro organismo. Lo riñones son los encargados de desempeñar dicha función, asegurándose de que los desechos como la urea, producida cuando el cuerpo desintegra proteínas durante el proceso digestivo, o la creatinina, una sustancia derivada de la actividad muscular, sean expulsados de manera eficiente.
  3. Produce ciertas hormonas
    Las hormonas son “mensajeros químicos” producidos por diferentes órganos del cuerpo, incluyendo los riñones. Estos “mensajeros” circulan por el torrente sanguíneo, regulando y controlando diferentes funciones del organismo, como la producción de glóbulos rojos, la absorción de calcio, y la presión sanguínea, todos ellos factores de gran importancia cuando se trata del cuidado de la salud.
    ¿CUÁLES SON LOS FACTORES DE RIESGO DE LAS ENFERMEDADES RENALES?
    La diabetes e hipertensión arterial son un riesgo ya que son causa del 85% de todos los casos de enfermedad renal; esto se debe a que, tanto la diabetes como la hipertensión son enfermedades que no permiten el buen flujo de la nefrona, estructuras básicas del riñón que se encargan de filtrar los desechos. Cada órgano tiene en promedio un millón de estas; después de los 40 años se pierde el 20 por ciento, por lo cual es importante cuidarlos, por lo que al evitar estos padecimientos también es posible evitarla, afirmó el doctor Ignacio Guerra Gallo, jefe del Área Innovación de la Coordinación de Donación y Trasplantes de Órganos, Tejidos y Células del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), destacando que en las unidades médicas del Instituto se realizan más del 50 por ciento de los trasplantes renales del país.
    Es muy importante mantener estos órganos del cuerpo saludables, ya que al hablar de que un paciente padece de insuficiencia renal crónica, estamos hablando de que se llegó a una etapa en que los riñones son incapaces de cumplir las funciones anteriores. Un paciente que no cuida adecuadamente sus riñones, que presenta daño en estos órganos, va presentando un daño que avanza lentamente y que ya no tiene cura hasta que llega a una etapa terminal en la que el enfermo necesita un tratamiento que sea el que realice algunas de esas funciones que el riñón ya no efectúa. Cualquier situación que obstruya la salida va a generar un mal funcionamiento renal. Como ejemplo frecuente, encontramos el agrandamiento de la próstata. Además, quienes no tienen el hábito de mantenerse hidratados tienen un aumento del riesgo de enfermedades renales, desde una infección urinaria hasta cuadros más complejos.
    ¿QUÉ SUSTANCIAS PUEDEN RESULTAR TÓXICAS PARA LOS RIÑONES?
    Un caso muy frecuente son los analgésicos de venta libre, que en uso frecuente y desmesurado generan grave daño renal. Al ser los riñones los órganos que se encargan de la depuración de un sinnúmero de sustancias, hay muchos medicamentos que en dosis habituales no producen daño, pero a medida que avanza la insuficiencia renal y al no poder eliminarse correctamente, alcanzan concentraciones tóxicas para los riñones o cualquier otro órgano.
    SIGNOS DE ALERTA
    Dolor intenso en la parte posterior del abdomen durante la madrugada, sangre en la orina, náusea y vómitos son algunas señales que indican que el riñón tiene cálculos (formación de piedras), uno de los problemas más comunes de estos órganos. Los cálculos se pueden desarrollar en un lapso de tres a seis meses, esto dependerá del consumo de comida con grandes cantidades de calcio y sodio, y de bebidas que contienen altas concentraciones de estos.
    Si los cálculos miden de 3 a 4 milímetros (mm), en la mayoría de los casos pueden salir de manera espontánea, pero el proceso es doloroso. Puede que la persona sienta muchas molestias cuando este llegue a la vejiga o pase por la uretra.
    ¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS QUE INDICAN LA NECESIDAD DE CONSULTAR AL MÉDICO?
    Una persona debería consultar a su médico ante la presencia frecuente de abundante espuma en la orina, o coloración roja o rosada de la misma, edemas en manos y piernas, la fatiga excesiva, la necesidad de ir más o menos frecuente a orinar y, obviamente, las alteraciones en el control de la presión y la glucemia. De todas formas, la mayoría de las veces, las enfermedades renales no presentan síntomas, por lo que es necesario, para diagnosticarla, realizar análisis de sangre y orina que serán solicitados en cada caso en particular.
    REGLAS DE ORO PARA CUIDAR LA SALUD DE LOS RIÑONES, AVALADAS POR LA SOCIEDAD INTERNACIONAL DE NEFROLOGÍA.
    Mantenerse en forma y activo. Realizar ejercicio ayuda a reducir la presión arterial y, por lo tanto, reduce el riesgo de enfermedad renal crónica.

Mantener regularmente el control de su nivel de azúcar en la sangre. Aproximadamente la mitad de las personas con diabetes desarrollan algún grado de daño renal, por lo que es importante que las personas con diabetes hagan controles regulares de funcionamiento renal.

Controlar la presión arterial. La hipertensión arterial es causa frecuente de daño renal y mucho más si se asocia a otros factores de riesgo como dislipemia o diabetes.

Seguir una dieta saludable, rica en vegetales y mantener un peso adecuado; esto ayuda también a controlar la diabetes y otras enfermedades cardíacas que acompañan el daño renal.

Moderar el consumo de sal.

Mantener una adecuada ingesta de líquidos. Históricamente se dice de 1½ a 2 litros de agua al día, aunque no hay un valor exacto: este valor depende de la temperatura exterior, la actividad física, embarazo, lactancia. Aumentar la ingesta de agua facilita la eliminación de sodio y tóxicos por los riñones, lo cual disminuye notablemente los riesgos de desarrollar enfermedad renal.

No fumar. El tabaquismo altera la vasculatura renal y potencia fuertemente a los otros factores de riesgo como dislipidemia, hipertensión arterial y diabetes en generar insuficiencia renal, además de aumentar el riesgo de cáncer de riñón.

No utilizar fármacos antiinflamatorios por largos períodos de tiempo. Es conocido el daño renal de los denominados antiinflamatorios no esteroideos.

Realizar un control de sangre y orina si presentan los siguientes factores de “alto riesgo”:
Diabetes
Hipertensión arterial
Obesidad
Miembros de la familia que padezcan una enfermedad renal.

Como regla general, recordar que todo lo que afecta al corazón afecta a los riñones.
OTROS CONSEJOS
Visita cada año a tu dentista
Con una periodontitis avanzada se liberan a la sangre mediadores de inflamación y esto puede favorecer un estado crónico de inflamación que perjudican al riñón. En este caso, el riesgo de padecer enfermedad renal crónica se duplica, afirma la Universidad de California (EE. UU.).
Procura dormir lo suficiente
Una reciente investigación estadounidense ha vinculado el insomnio crónico con una peor salud renal. En concreto, se ha visto que las personas que padecen insomnio tienen 1,5 veces más riesgo de sufrir pérdida de función renal.
Pon fin a tu estreñimiento
Científicos de la Universidad de Tennesse (EE. UU.) han observado que las personas con estreñimiento tienen un 13% más riesgo de sufrir enfermedad renal crónica que las que no tienen problemas de tránsito intestinal.
Aleja la comida basura
Abusar de ella, además de sumar kilos, perjudica al riñón más que la diabetes, sugieren investigadores en Reino Unido. Este estudio demostró que el exceso de grasa de este tipo de alimentos, por una cascada de reacciones, altera el transporte de la glucosa al riñón (que es lo mismo que ocurre cuando se padece diabetes 1 o 2).
Líbrate de los kilos de más
Se calcula que las personas que padecen obesidad tienen un 83% más riesgo de sufrir una Enfermedad Renal Crónica, ya que promueve la inflamación y el estrés oxidativo, factores que afectan directamente a la salud de estos órganos.
Ojo con las proteínas
Las dietas hiperproteicas fuerzan al riñón a trabajar mucho más para filtrar las proteínas. El riesgo de patologías renales aumenta por ello, alerta la Universidad de Granada. El efecto dañino sobre los riñones se multiplica si además de excederse con las proteínas se toma una cantidad deficiente de hidratos de carbono.
ALTERNATIVA NATURAL:
JUGO DIURÉTICO
2 zanahorias
1 pepino
5 ramas de perejil
1 manzana
2 rodajas de piña
1 litro de agua
Zanahoria: es una de las hortalizas más recomendables para el tratamiento de las dificultades renales relacionadas con la acumulación de desechos en la sangre. Así, verás que desintoxica tus riñones ayudándote también a proteger tu circulación sanguínea. Contiene grandes cantidades de vitaminas A, B, C y E cuya asimilación ayuda a inhibir los efectos negativos de los radicales libres sobre las células.
Pepino: El pepino tiene grandes poderes diuréticos debido a su alto contenido de agua.
Apio: Además de por su agua, potasio y fibra, es diurético por unos principios activos de su aceite esencial que dilatan los vasos renales; eso favorece la eliminación de agua y sustancias tóxicas. También influye en el funcionamiento del sistema linfático.
Manzana: con propiedades diuréticas, ideales para limpiar los riñones. Para favorecer su depuración y estimular las funciones renales.
Piña: contiene valiosos contenidos en vitamina C, potasio y enzimas bromelaínas, que en conjunto permiten reducir la inflamación, combatir las infecciones, estimular la digestión y reducir el riesgo de la formación de cálculos renales.
JUGO DESINTOXICANTE
180 g de sandía
30 g de frutos rojos
Sandía: considerada como la mejor fruta para limpiar los riñones debido a la gran cantidad de agua que la compone y a las propiedades depurativas y diuréticas de su jugo. El zumo que genera la sandía favorece la limpieza de los tejidos y flujo sanguíneo y, por ende, beneficia a las funciones renales.
Frutos rojos: son una gran fuente de muchos nutrientes útiles y compuestos antioxidantes. En concreto, los arándanos destacan especialmente por su riqueza en flavonoides y sus propiedades tanto antibacterianas como astringentes. Son idóneos para prevenir las infecciones de orina.
JUGO PURIFICADOR:
2 zanahorias
50 g de germinado (alfalfa o soya)
1 limón
1 jícama
ZANAHORIA – Es un vegetal muy reconocido en todo el mundo. Esto no solo se debe a su delicioso sabor, sino también a su aporte de nutrientes como: fibra, vitaminas (A, B, C, D, E, ácido fólico) Minerales (hierro, potasio, fósforo, calcio) y Antioxidantes naturales, que nos ayudarán a desintoxicar nuestro cuerpo rápida y efectivamente.
GERMEN DE SOYA – Debido al aporte de vitamina C contenida en los germinados de soja, ayuda al sistema inmunológico a combatir las bacterias y los virus, para que se mantenga saludable.
LIMÓN – El jugo de limón ayuda a eliminar los materiales no deseados ya que al tomar jugo de limón las toxinas se liberan a un ritmo más rápido, lo que ayuda a mantener la salud del tracto urinario.
JICAMA – La jícama está llena de vitaminas y minerales. Es una buena fuente de fibra y contiene vitamina C, calcio, potasio, fósforo, hierro, carbohidratos y pocas proteínas y lípidos. Además, es baja en sodio. Por otra parte, no tiene calorías de grasa, ni colesterol. Está compuesta por un 90% de agua y es un tubérculo con propiedades diuréticas.
ALIMENTOS IDEALES
UVAS Y BRÓCOLI
Tienen kaempferol, que evita la deficiencia de coenzima Q, que promueve la regeneración celular. Eso protege el riñón, según la Universidad de Córdoba.
CEREALES INTEGRALES
Estos alimentos son conocidos por ser una gran fuente de fibra, la cual promueve la eliminación de toxinas y desechos. The National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK), señala que los cereales ayudan a eliminar la retención de líquidos y gracias a esto también desintoxican los riñones.
ACEITE DE OLIVA
El aceite de oliva extra virgen promueve la buena circulación cardiovascular porque contiene propiedades antiinflamatorias. Estudios indican que seguir una dieta mediterránea y consumir aceite de oliva extra virgen a diario puede reducir, a la mitad, el riesgo de padecer problemas renales, así como retrasar los efectos cuando ya se padece la enfermedad.
PAPAYA
Según un estudio de la Universidad de Karachi, el consumo de semillas y pulpa de papaya, pueden contribuir a la prevención de insuficiencia renal. Además, las semillas son eficaces contra los parásitos y las amebas, debido a que contienen grandes cantidades de enzimas proteolíticas y carpaine (alcaloide)
CEBOLLA
Se trata de una de las verduras más utilizadas en las comidas de todo el mundo. Esconde, capa a capa, muchos beneficios. No obstante, el principal beneficio para mejorar la función renal es su propiedad diurética, es decir, que favorece la expulsión de orina.
Un estudio científico del Journal of Medical Food comprobó las capacidades de la cebolla para activar eficientemente la función de los riñones y facilitar la eliminación de líquidos en el cuerpo.
BETABEL
Según un estudio del Center for Integrated Medicine, es rica en magnesio, zinc y calcio. Con ello, el proceso de eliminación de toxinas del cuerpo sufre una aceleración.
Fresas
De acuerdo con información de la Fundación Nacional del Riñón, las personas que padecen insuficiencia renal pueden presentar inflamación en pies y tobillos, es por esto que deben incluir en su dieta fresas ya que pueden reducir la inflamación del cuerpo. Y debido a su contenido de fibra, vitaminas y antioxidantes protegen los riñones.
Arándanos, recomendados por la Fundación Nacional del Riñón.
Son ricos en fibra y vitamina C, además contienen antioxidantes que pueden prevenir la aparición de cáncer. Por si fuera poco, estos frutos pueden proteger contra enfermedades cardíacas.
Pepino
Hidratante y muy ligero, sus niveles de potasio y sodio le otorgan «poder» diurético.
Ten en cuenta que al aumentar la orina también se eliminan sustancias de desecho disueltas en ella, como ácido úrico, urea, etc.
Berros
Los berros tienen propiedades diuréticas que ayudan a limpiar los riñones. Esta planta previene y combate la formación de piedras en el riñón o la vesícula, combate la retención de líquidos y favorece la eliminación de toxinas.
Coliflor
Este alimento es un gran aliado para los riñones, pues aporta una buena cantidad de vitamina C, ácido fólico y fibra. También resulta benéfico para el hígado, pues lo ayuda a neutralizar las sustancias tóxicas.
Pimientos rojos
Su abundante contenido en vitamina A, C, B6, ácido fólico y fibra será de gran ayuda para tus riñones, además de que contienen licopeno, un antioxidante que previene ciertos tipos de cáncer.
Albahaca
Es un excelente tónico para los riñones, ideal para no sufrir coágulos dolorosos.
Diente de león:
Es una de las mejores plantas para favorecer la digestión y para cuidar el hígado, pero también los riñones. Permite depurar correctamente las toxinas.
Jengibre:
Está considerado como una de las mejores raíces naturales para tratar las inflamaciones, los dolores, las infecciones. Además, depura y fortalece el hígado y los riñones.

Deja una respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: