OMEGA 3 VEGETAL DE ACEITE DE CHIA

La chía es originaria de México y ya en el año 3500 A.C. era conocida como un importante alimento-medicina. La semilla de chía se caracteriza por ser una de las fuentes más eficientes para enriquecer la dieta con Ácidos Grasos omega-3.

De acuerdo con un artículo llamado “Propiedades de ingeniería dependientes de la humedad de semillas de chía” (Moisture-dependent engineering properties of chia (Salvia hispanica L.) sedes) y publicado en Food Industry Intech, se recomienda el consumo de chía por sus altos niveles de proteína, antioxidante, fibra dietética, vitaminas y minerales (calcio, potasio, magnesio, fósforo, selenio, cobre, hierro, manganeso, molibdeno, sodio y zinc), pero sobre todo, por su alto contenido de aceite omega 3.

Los Omega 3 son ácidos grasos esenciales que nuestro organismo no puede producir. Por tanto, debemos incorporarlos a través de los alimentos, ya que resultan imprescindibles para el normal crecimiento, el desarrollo y el óptimo funcionamiento del cerebro, el corazón y otros sistemas fundamentales del cuerpo humano.

Son varias las instituciones académicas y centros de investigación que han demostrado las ventajas de incluir el Omega 3 en todas las dietas. Un informe del Centro Médico de la Universidad de Maryland, de hecho, lo considera esencial y necesario para la salud, ya que su ingesta tiene consecuencias positivas en gran parte del organismo.

La chía es la fuente vegetal con el mayor contenido de ácidos grasos esenciales, su aceite contiene propiedades fisicoquímicas de interés para la industria alimentaria, considerado como ingrediente alimentario potencial debido a sus beneficios en salud humana por contener 85.4% de ácidos grasos poliinsaturados. La chía contiene sustancias químicas (quercetina, kenferol, miricetina, ácido clorogénico) que tienen efecto preventivo contra diversas enfermedades.

EL OMEGA 3 ES CAPAZ DE:

BAJAR DE PESO

Estudio por el Departamento de Nutrición del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Federal de Paraíba, Brasil, realizó una suplementación de 12 semanas con chía en la dieta de varias personas, logrando reducir significativamente el peso y la circunferencia de cintura, gracias a su contenido de fibra dietética que actúa dando efecto de saciedad y disminuyendo la entrada calórica por la alta viscosidad del gel formado en el tracto gastrointestinal, así mismo por el alto contenido de Omega 3 que suprime el apetito, mejorando la oxidación de lípidos y el gasto de energía. Además, de acuerdo con un artículo publicado en “Journal of food Engineering” la chía absorbe 27 veces su peso de agua.

REGULA EL TRÁNSITO INTESTINAL

Por su contenido de fibra dietética soluble, ayuda a contrarrestar problemas de estreñimiento, divertículos y cáncer de colón, de acuerdo con un artículo publicado en la Revista de la Universidad del Valle Guatemala.

DIABETES

Al ser la chía rica en fibra dietética, contribuye a reducir la glucemia en diabéticos, conclusión a la que se llegó con un estudio realizado por la Unidad Dietética y Nutrición del Hospital La Fuenfría en Madrid, ya que en los últimos treinta años múltiples estudios han demostrado que la administración de fibra dietética podía reducir los niveles de glucemia en pacientes con diabetes tanto tipo 1 como tipo 2.

Otro estudio realizado por la Clinical Nutrition and Risk Factor Modification Centre del hospital de St Michael’s, Toronto en Ontario, Canadá, observo que la ingesta continua de chía durante 12 semanas ayuda a diabéticos a controlar el nivel de glucosa después de ingesta de comida (glucemia postprandial), mejorando la presión y coagulación de la sangre. También, es usado como agente adyuvante hidratante para la piel pruriginosa, característica de personas con deficiencia renal y diabetes, mejorando la función de barrera epidérmica de permeabilidad e hidratación de la piel, esto fue comprobado por un estudio realizado por División de Investigación, NeoPharm Group, Daejeon, Corea.

DISMINUIR EL RIESGO DE PROBLEMAS CARDIOVASCULARES.

La chía es excelente cardioprotector por su contenido de ácido α-linolénico (60%) del que es una de las fuentes más importantes. El ácido graso omega-3 de origen vegetal ofrece efectos protectores contra las enfermedades cardiovasculares. Así lo señala un meta-análisis publicado en el último número del American Journal of Clinical Nutrition, que confirma que el ácido alfa-linolénico (AAL) está asociado a un menor riesgo de padecer estas patologías, especialmente las muertes por dolencias coronarias.

SALUD DE LA PIEL

De acuerdo con un artículo publicado en el diario de “Biomolecules and Therapeutics”, realizado por el Departamento de Dermatología, Instituto de Investigación y Educación del Norte de California, se llegó a la conclusión de que los nutrientes de la chía colaboran en la prevención de imperfecciones, regulación hormonal, producción de colágeno, además de regular procesos de la piel, corrigen la deshidratación y previenen la inflamación, generando una piel más suave, elástica y luminosa con la ventaja de que todos estos beneficios se obtienen de esta semilla.

Los omegas 3 y 6 (linolénico y linoleico) cumplen funciones específicamente energéticas y de reserva metabólica y son la estructura básica de algunas hormonas, sales biliares, prostaglandinas, leucotrienos y tromboxanos, sustancias que participan en diferentes actividades como anticoagulantes y antiagregantes, entre muchas otras funciones.

REDUCIR LOS NIVELES DE COLESTEROL Y TRIGLICÉRIDOS.

El omega 3 beneficia el corazón de las personas sanas, de las que tienen un alto riesgo o de las que ya padecen enfermedades cardiovasculares. De acuerdo con la Asociación Americana del Corazón, reducen el riesgo de arritmias, disminuyen los niveles de triglicéridos, bajan la placa aterosclerótica y la presión arterial.

PREVENIR PROBLEMAS DE MEMORIA

Ayuda a recordar y a mantener la capacidad cognitiva de los adultos jóvenes saludables, según lo hallado por un estudio llevado a cabo en 2012 por la Universidad de Pittsburgh, en Pensilvania. Los investigadores comprobaron que los participantes que lo consumieron presentaron una mejoría significativa al recordar cosas y procesar datos.

PROTECCIÓN ANTIOXIDANTE

Estudios recientes realizados en la Universidad Nacional Autónoma de México demuestran que la chía posee una alta concentración de fenoles, unos antioxidantes que frenan hasta el 70% de la actividad de los radicales libres. Esto ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y a reparar los tejidos musculares.

EL CONSUMO NECESARIO DE CADA DÍA: La cifra que la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda consumir al día de Omega 3 es de 500-1.000 miligramos. A las propiedades anteriores hay que añadir que estos ácidos grasos regulan la presión arterial y previenen los problemas de hipertensión. Al mismo tiempo, es bueno para el sistema nervioso central y para las células. Pero también, es capaz de mantener nuestra piel y nuestro pelo brillantes.

PRESENCIA DE OMEGA 3 EN LAS SEMILLAS

Las semillas de chía poseen un 33% de aceite, del cual el ácido Omega 3 representa el 62% y el Omega 6 el 20%. Pero, además, el 82% de sus lípidos cuentan con ácidos grasos esenciales. La mayor parte de los cultivos de aceite tienen muy poco de ellos, sin embargo, la semilla de chía ofrece el porcentaje ideal para que nuestro organismo asimile correctamente el Omega 3.

BENEFICIOS DE LA ESPIRULINA

Millones de personas en el mundo ya utilizan la espirulina como un suplemento nutricional siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.  Tiene una alta cantidad de proteína completa, es decir, contiene los 9 aminoácidos esenciales que nuestro organismo necesita y que no puede producir por sí mismo.

La cantidad de proteína que hay en la espirulina es similar a la que se encuentra en la carne y la soya, pero con la ventaja añadida de que la proteína de la espirulina es más fácil de digerir y ser aprovechada por nuestro organismo. Si te preguntas para qué sirve la espirulina, te diré que su uso es milenario, ya que los aztecas ya la utilizaban en su momento como complemento alimenticio. Su gran cantidad de nutrientes, de los cuales son proteínas, han hecho de este alimento un suplemento de vital importancia en muchos ámbitos.

ACCIONES DE LA ESPIRULINA

En los primeros días, la acción de la espirulina va a reiniciar el organismo de todos los daños anteriores. Observamos que nuestro cuerpo se detoxifica de la basura y de los metales pesados, radiaciones que se acumulan con los años. Notamos un efecto inmediato de saciedad, pero el apetito queda intacto. Se nota un mejoramiento en la calidad del sueño, aunado a la aportación nutricional, brinda energía para estar al 100.

5 GR DE ESPIRULINA CONTIENE MÁS…

  • HIERRO que 200 gr de frijoles
  • CALCIO que 2 vasos de leche
  • VITAMINA B12 que 300 gr de bistec
  • PROTEÍNA que 20 gr de pollo
  • VITAMINA K que 100 gr de cilantro
  • BETACAROTENO que 500 gr de zanahoria

DISMINUCIÓN DE PESO

Un estudio de la Universidad de Tesalia en Trikala, Grecia, constata que el alga espirulina no sólo es eficaz para reducir la fatiga durante y después del ejercicio, sino también para la oxidación de grasas, lo que influye en la pérdida de calorías y, por consecuencia, de peso. Esto es gracias a otra sustancia que contiene, la fenilalanina, un aminoácido que ayuda a reducir el apetito y evita que picoteemos a todas horas.

ACCIONES SOBRE LA DISLIPIDEMIA

El efecto hipolipemiante de la espirulina se atribuye a una proteína denominada ficocianina C, la cual tiene propiedades antioxidantes. Se trata de una ficobiliproteína principal, rica en cisteína. Torres-Durán y colaboradores del Departamento de Bioquímica, Facultad de Medicina, Universidad Nacional Autónoma de México evaluaron el efecto hipolipemiante de la espirulina (4.5 g diarios durante 6 semanas) en 36 personas. En los resultados se indicó que la espirulina redujo directamente los niveles de triglicéridos (TAG) y de colesterol malo (LDL); el colesterol bueno incremento en relación con los niveles de TAG. Además, tanto la presión arterial sistólica como la diastólica se redujeron después del consumo de espirulina.

RINITIS ALÉRGICA

En un estudio experimental, realizado por el Departamento de Otorrinolaringología, Hospital Afiliado de la Facultad de Medicina de Guangdong, Zhanjiang, China, mostró que la espirulina fue eficaz para reducir la inflamación de la mucosa nasal cuando se presenta una alergia. Para evaluar la eficacia y la tolerabilidad de la espirulina en pacientes con rinitis alérgica, llevaron a cabo un estudio previo, a doble ciego y controlado con placebo, con 150 voluntarios. En este ensayo de adecuado diseño se observó que el consumo de espirulina mejoró significativamente los síntomas y los signos, incluidos la rinorrea, los estornudos, la congestión nasal y el picor, en comparación con el placebo.

ACTIVIDAD ANTITUMORAL
En el primer estudio in vivo por la Facultad de Ciencias, Universidad de Mansoura, Mansoura, Egipto, se demostró que la espirulina reduce la incidencia de cáncer hepático. Disminuyó al 20% con el suplemento de espirulina. Este producto redujo la inhibición de la proliferación celular e inducción de apoptosis (proceso de muerte celular programada). Estos hallazgos fueron respaldados por un estudio del Departamento de Química, Universidad de Jinan, Guangzhou, Guangdong, China; Laboratorio Estatal Clave de Agrobiotecnología, Departamento de Biología, Edificio Ma Lin, Centro de Ciencias, Universidad China de Hong Kong, Shatin, RAE de Hong Kong, China, en el que se indicó que la espirulina enriquecida con selenio inhibió el crecimiento de células tumorales mamarias humanas.

CONTRA LA ANEMIA

De acuerdo con evidencias científicas por la Universidad de California, EE. UU., la suplementación con esta alga aumenta la cantidad de glóbulos rojos, y mejora la función inmune. Aporta una gran cantidad de hierro y ácido fólico.

MÁS FUERZA, MENOS FATIGA

La fuerza muscular, y por tanto la fatiga, pueden controlarse mejor con el consumo de espirulina. Es un complemento muy habitual en la dieta de deportistas y atletas debido a su alto nivel proteico, que favorece el desarrollo muscular y combate el agotamiento. Por otra parte, la presencia de hierro y magnesio favorecen la recuperación tras el ejercicio intenso, reducen la aparición de calambres y puede ayudar a prevenir las lesiones en articulaciones, derivadas de la actividad física.

Deja una respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: