A todos nos emociona cumplir años, pero a menudo que vamos creciendo nuestro cuerpo cambia conforme pasamos de una etapa de la vida a otra, proceso inevitablemente.

¿En qué etapa de la vida surgen más cambios?

Durante las primeras dos décadas de la vida, es donde surgen cambios más obvios: de ser un bebé, donde nos privamos de muchas cosas, pasamos a la infancia, edad escolar llena de energía, la adolescencia con sus variaciones hormonales y emocionales, y finalmente a la adultez. Esta es la etapa más larga de la vida y también hay cambios significativos metabólicos y hormonales que impactan todos los órganos de nuestro cuerpo de forma simultánea.

 TASA METABÓLICA BASAL

Es la cantidad mínima de energía que necesitamos para mantener las funciones básicas corporales: cerebro, hígado y la respiración. Conforme la edad cambia, la tasa metabólica basal disminuye progresivamente (2% por década). Es decir, una persona que mantiene los mismos hábitos alimenticios y físicos de los años veinte, en los treinta encontrará que lentamente sube de peso.

ALTERNATIVA NATURAL

  • PIÑA:

La piña es un excelente diurético, y elimina los líquidos retenidos. Además, es un quemador natural de grasa que puede ayudarte a bajar 3 kilos en una semana. De acuerdo con estudios publicados por Mangalayatan University, es un excelente aliado para quemar calorías.

  • JENGIBRE:

De acuerdo con estudios publicados por The National Institute of Health, Estados Unidos, el jengibre provoca un efecto termogénico que quema grasa y elimina la grasa saturada, especialmente la del abdomen.

  •  PÉRDIDA CELULAR

El cuerpo humano está hecho de múltiples tejidos: grasa, tejidos magros como son los músculos y los órganos, huesos, y una proporción muy importante de agua (45-60%). Al llegar a los 30 años empezamos a perder tejidos de forma natural; no solamente músculo que se reemplaza por grasa, sino minerales y densidad de nuestros huesos, incluso los órganos como hígado, riñones y el cerebro disminuyen su capacidad de regeneración y empiezan a perderse células vitales.

ALTERNATIVA NATURAL

ALIMENTOS RICOS EN BETACAROTENOS: Componentes antioxidantes, que ayudan al sistema inmunológico a protegerse de diversas enfermedades y estimulan la producción de glóbulos blancos en la sangre. Una dieta rica en betacarotenos ayuda a proteger la piel de los radicales libres, protegen la piel del envejecimiento y evitan la aparición de arrugas. Además, la vitamina A mantiene en buen estado la visión, la piel, las mucosas y los huesos. La ingesta de betacarotenos ayuda a prevenir el empeoramiento de artrosis.

La zanahoria es sin duda el alimento con betacaroteno más conocido, ofreciendo una buena dosis de este nutriente y permitiéndonos además contar con un excelente aporte de fibra.

La espinaca es uno de los alimentos con mayor aporte de fibra que podemos encontrar, beneficiando el tránsito intestinal y la absorción de grasa y azúcar, pero además nos ofrece una excelente dosis de antioxidantes gracias a su elevado aporte de betacarotenos. Se trata sin duda de un alimento que conviene incluir de forma frecuente en nuestra dieta.

HUESOS Y ARTICULACIONES

Otro proceso que inicia alrededor de los 30 años es la tendencia a perder altura, consecuencia de cambios en huesos, músculos y articulaciones. En promedio perdemos 1 centímetro cada 10 años después de los 40 años, y este proceso se acelera al llegar a los 70 años, perdiendo de 3 a 4 centímetros desde los 25 hasta los 75 años. Las articulaciones, compuestas por cartílago y tendones, sufren un proceso de deshidratación que las hace más rígidas y menos flexibles. Por lo que a partir de los 30 años nos es más difícil hacer cierto tipo de movimientos, como estiramientos y flexiones, que nos pueden causar un desgarro o contractura.

ALTERNATIVA NATURAL

ESPINACA: La Fundación Nacional de Osteoporosis recomienda comer espinacas por su contenido de vitamina K y magnesio. Sólo una taza de espinaca cocida contiene un increíble 987 por ciento de sus necesidades diarias de vitamina K y el 39 por ciento de las de magnesio.

De acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de Maryland , en las últimas décadas, ha quedado claro que la vitamina K es importante para la salud ósea. Una revisión publicada en Nutrition señaló que la ingesta de vitamina K podría reducir las tasas de fracturas, trabajar con vitamina D para aumentar la densidad ósea y afectar positivamente el equilibrio de calcio.

Su cuerpo usa vitamina K cuando construye huesos, y los efectos parecen ser especialmente importantes para las mujeres. La vitamina K se encuentra en verduras de hoja verde oscura, siendo las espinacas y el brócoli las que más aporte producen, seguidas de las coles de Bruselas.

 HORMONAS

Para las mujeres, la década de los treintas son parte importante de la etapa reproductiva, pero también son el inicio de la perimenopausia, un periodo de disminución en la producción de óvulos y alteraciones hormonales. Por lo tanto, aunque paradójico, hay variaciones en los estrógenos y la progesterona que generan cambios de humor y sensibilidad, bochornos y pérdida de memoria. También es el periodo de la vida en que ciertas condiciones relacionadas a los cambios hormonales, como son la endometriosis y los fibromas uterinos, tienen su pico.

Para los hombres, los cambios hormonales inician más tarde (a la mitad de los cuarenta o cincuenta) y son por disminución en la testosterona, genera producción de masa muscular, y mantiene la concentración y estabilidad emocional.

ALTERNATIVA NATURAL

SOYA: Legumbre rica en isoflavonas. En poblaciones asiáticas el consumo de soya ha ayudado a reducir los síntomas de la menopausia, debido a las isoflavonas, que tienen un efecto similar al de los estrógenos femeninos, de ahí que se utilicen en algunos casos de la sintomatología de la menopausia.

PIEL

Siendo este el órgano más extenso y la principal ventana al exterior del organismo, es evidentemente donde empiezan a notarse los cambios corporales. Como resultado de la disminución de agua corporal y grasa cutánea, comienza a haber flacidez, pérdida de flexibilidad y turgencia de la piel, y la aparición de arrugas y surcos. Además, la exposición intensa al sol de la adolescencia y la adultez temprana deja su marca con pecas, manchas de sol y cambios de pigmentación.

ALTERNATIVA NATURAL

ACEITE DE OLIVA: Posee propiedades antienvejecimiento y tiene muchos efectos positivos sobre el organismo. Es rico en antioxidantes que protegen la piel de los daños provocados por los radicales libres.

Deja una respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: