Dado que nuestra dieta a veces carece de los nutrientes necesarios para lograr una salud fuerte, es conveniente recurrir a suplementos naturales que nos aporten todo aquello que nos falta.

  1. Espirulina

La espirulina es un alga que actúa como superalimento, gracias a sus completos valores nutricionales. Es rica en proteína, aminoácidos esenciales, vitaminas, minerales, antioxidantes, enzimas y fibra. La Organización Mundial de la Salud ha catalogado la espirulina como un alimento promotor de la salud. Nos pueden llegar a aportar los siguientes beneficios para lograr una salud ideal:

  • Dar energía y vitalidad.
  • Ayudar a perder peso de manera saludable.
  • Contribuye a Incrementar el sistema inmune
  • Reducir el colesterol.
  1. Levadura de cerveza

La levadura de cerveza es un suplemento muy habitual para las personas que quieren una dosis extra de vitaminas y minerales. En muchos casos, esta puede beneficiar tanto al sistema nervioso, ayudando a prevenir el nerviosismo, la ansiedad o la depresión.

Un estudio publicado en Trends in Food Science & Technology considera a la levadura de cerveza como una excelente fuente de nutrientes para la dieta humana que podría ser de ayuda para lograr una alimentación de mayor calidad.

  1. Cúrcuma

La cúrcuma es una especia excelente para prevenir muchos problemas de salud. Por este motivo podemos encontrarla hoy en día como suplemento, los cuales pueden prevenir y reducir las inflamaciones en algunos casos. Además, tienen un alto poder antioxidante y pueden contribuir a mejorar la función del hígado. De acuerdo con la Universidad de Maryland Medical Center, la curcumina estimula la producción de bilis y mejora la función general de la vesícula biliar.

  1. Probióticos

Suplementos que contribuyen a mejorar la flora bacteriana intestinal. Esta no solamente está ligada a una buena función del intestino, sino que es fundamental para gozar de una buena salud general. El intestino está relacionado a su vez con la absorción de los nutrientes y también con el sistema inmunitario, por lo cual es imprescindible mantenerlo siempre saludable.

El Centro Médico de la Universidad de Nebraska publicó el estudio a mayor escala que se ha realizado sobre probióticos. Desde el 2008 el equipo, liderado por el investigador Pinaki Panigrahi, empezó a conducir el estudio en un área rural de la India. En este se diseñó un probiótico que fue administrado a miles de recién nacidos seleccionados arbitrariamente. Se trataba de un producto que contenía la cepa de Lactobacillus plantarum, capaz de unirse a las células intestinales, al que se le añadió azúcar para que ayudará a nutrir la bacteria. Lo sorprendente, la mezcla resultó ser altamente eficaz.

Los bebés que tomaron este compuesto tuvieron un riesgo menor de desarrollar sepsis, una grave enfermedad que desencadena una inflamación en todo el cuerpo y que es la causa muerte de casi 600.000 recién nacidos cada año en el mundo.

  1. Magnesio

El magnesio es un mineral muy importante para mantener una buena salud cardíaca, ya que ayuda a controlar la tensión arterial y a prevenir arritmias entre otros problemas habituales de la vejez.

Un estudio de la revista Journal of Nutrition demostró que el 34% de las personas que elevaron su consumo de magnesio, redujeron su riesgo de mortalidad por problemas cardiovasculares y cáncer. Puede obtenerse a través de alimentos, como las espinacas, los aguacates o el brócoli, pero si la dieta es deficitaria en magnesio, se puede recurrir a complementos alimenticios. Este déficit puede deberse tanto por la dieta que lleva la persona como porque se elimina en mayor medida a través de la orina cuando se toman medicamentos diuréticos, también influye la falta de descanso o si los niveles de insulina son muy elevados.

Deja una respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: