Hay una serie de vitaminas cuya ingesta debemos primar para que nuestro cuerpo se mantenga sano y fuerte, ya que su deficiencia puede derivar en problemas de salud importantes. Además, son esenciales para muchos procesos químicos y metabólicos de nuestro organismo. Por ello, hoy te mostramos algunas vitaminas que no pueden faltar en tu dieta. Como sabes, el cuerpo humano no las produce. Por lo tanto, debes consumirlas a través de los alimentos.

  1. Vitamina A

Destaca por su efecto antioxidante, que ayuda a la formación y mantenimiento de los tejidos óseos y blandos, los dientes o las membranas mucosas. Se le conoce también como retinol, ya que produce los pigmentos de la retina del ojo.

Dónde encontrar vitamina A

  • Granos: Cereales y avena.
  • Frutas: Sandías, ciruelas, mandarinas, melón, mangos, duraznos y toronja.
  • Verduras: Nabos, jitomates, camotes, calabazas, espinacas, plátanos, col, pimiento rojo, zanahorias, chícharos, lechuga escarola, lechuga romana, endivias, acelgas y brócoli.
  1. Vitamina C

La más conocida de todas gracias a su función protectora en el sistema inmunológico. Como bien es sabido por todos, las frutas ácidas como la naranja, el limón, la mandarina o la toronja incluyen esta vitamina, al igual que otros alimentos como las fresas o el brócoli. También ayuda a absorber el hierro, favorece la cicatrización de las heridas y reduce el proceso de envejecimiento celular.

Los fumadores necesitan mayor cantidad de vitamina C, porque la nicotina reduce la tasa de esta vitamina en el organismo. Una naranja aporta por término medio 53 mg de vitamina C (40 – 80 mg por 100 g).

  1. Vitamina B12 

Aunque todas las vitaminas del grupo B son necesarias para el organismo, la vitamina B12 ocupa un lugar privilegiado al ser la responsable de fabricar glóbulos rojos, producir proteínas o mantener correctamente el sistema nervioso central.

Se puede encontrar en

  • Algas
  • Setas
  • Verduras: brócoli, los espárragos y los brotes de soya.
  • Tempeh: Este es un alimento no demasiado conocido en los países occidentales. Se trata de soya fermentada. Entre los diferentes alimentos vegetales ricos en este nutriente, el tempeh es uno de los que más cobalamina contiene. Además, tiene muchos beneficios para el organismo y para la salud.
  1. Vitamina E

Este importante antioxidante juega un papel fundamental en muchos de los procesos metabólicos del organismo. Su consumo fortalece el sistema inmunitario y mantiene la salud de los ojos y la piel. Podemos encontrarla en los frutos secos (almendras), los aceites vegetales, las verduras de hojas verdes (col rizada).

  1. Vitamina D 

Esta categoría se origina con la exposición a la luz solar, siendo muy complicado obtenerla a través de fuentes alimenticias. Además, se encarga de regular la cantidad de fosfato en el cuerpo y de promover la absorción de calcio.

Deja una respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: